Tres remolcadores tratan de desencallar el mercante varado en Ribadeo

mercante varado tres remolcadores ribadeo

El día de ayer, el mercante Albiz, cargado con madera, quedó varado en las aguas portuarias de Ribadeo a primera hora de la mañana. Esto conllevó una serie de operaciones durante la pleamar de las 19.30 horas para llevar a cabo su reflote que concluyeron sin éxito utilizando dos remolcadores contratados por el armador del buque.

Se espera que en la tarde de hoy se retomen las maniobras para desencallarlo, coincidiendo con la pleamar de las 20:00 horas. Esta vez contarán con la ayuda de tres nuevos remolcadores de mayor potencia llegados a Ribadeo en las últimas horas. «Aún así, no va a ser sencillo, ya que hoy hay cincuenta centímetros menos en la pleamar» señalan.

Otro punto en contra son las bitas del mercante —un dispositivo utilizado para asegurar la embarcación mediante amarres o para realizar cabos de remolque— poseen una capacidad de carga muy limitada en estos barcos, soportando alrededor de 20 o 25 toneladas. Si llegara un remolcador de gran tamaño, ejercería una fuerza excesiva sobre el barco y podría arrancar las bitas.

«El principal problema en Ribadeo radica en que el último dragado se llevó a cabo a finales del año 2010 y la ría debería haber sido dragada de nuevo hace seis años. El dragado planificado en la actualidad consiste en 85,000 toneladas, totalmente necesarias, y la demora en la realización de los dragados es lo que resulta en incidentes como el del Albiz. Para acceder a Mirasol se deben realizar maniobras complejas para evitar los bancos de arena que no son visibles debido a su ubicación submarina» indican expertos en la materia

La situación ha generado preocupación en el puerto, especialmente porque la carga del barco no se ha podido descargar, lo que dificulta el proceso de reflotamiento. Según Portos de Galicia, se espera que en caso de que hoy no se consiga reflotar la nave, el domingo se proceda a la reducción de carga, con la previsión de descargar al menos 1.000 toneladas de las 3.500 que lleva el buque.

La descarga de la madera requerirá la llegada de pontonas equipadas con grúas, las cuales están disponibles en puertos cercanos a menos de doce horas de navegación.

En caso de que la operación de reflote prevista para hoy no funcione, la nueva fecha para llevar a cabo las maniobras dependerá de diversos factores, principalmente de las condiciones de la marea y las decisiones tomadas por las autoridades portuarias y los involucrados en el proceso.

Las causas exactas del encallamiento aún no han sido determinadas y están siendo evaluadas por las autoridades pertinentes. Mientras tanto, el tráfico en el puerto de Mirasol se mantiene restringido, operando únicamente durante el día, con condiciones climáticas favorables. Esta mañana, fuentes oficiales han confirmado que hoy salió un barco y que podrá entrar solo uno por marea.